De nada sirve la técnica si no hay perro – Sergio Rivera

De nada sirve la técnica si no hay perro – Sergio Rivera

Sin importar cuales sean tus metas en la vida, vas a requerir contar con al menos un motivo lo suficientemente grande, algo que sea como un fuego que te queme por dentro, que no te deje permanecer en la zona de confort, que te obligue a sacar la fortaleza necesaria para afrontrar y superar cada uno de los retos que se te pongan enfrente, por más duros que estos puedan ser, y que te lleve a realizar todo el trabajo que haga falta para alcanzarlas.

Sergio y Charo Rivera – Diamantes de Amway

En octubre de 1990 Sergio Rivera un ingeniero químico de profesión y su esposa Charo una instructora de preparación física, ingresaron a Amway, para ese momento ya contaban con dos hijas, y una vez que alcanzaron el reconocimiento como diamantes tuvieron dos hijos más, un niño y una niña. Cuando comenzaron a desarrollar su negocio de mercadeo en red, Sergio tenia grandes deudas, lo que representó, tanto para a él como para su mujer, la gran fuerza motor que los impulsó a poner todo el trabajo necesario, sin importarles los retos que tuvieran que enfrentar, para conseguir la libertad financiera, alcanzando el pin de diamante.

 

De nada sirve la técnica si no hay perro – Sergio Rivera

En esta gran conferencia el empresario mexicano nos cuenta una excelente y divertida analogía acerca de lo que se necesita para llegar a diamante.

“El único ingrediente que hace falta en el negocio, es el “perro”, es el único, todo lo demás puede faltar, no importa. Osea si tu no tienes actitud para diamante y tu crees que en aquel entonces también nos decían: para poder brincar la barda hay que ser valiente. En ese momento decías: bueno, ¿seré yo valiente suficiente? Cuando bajaba el perro te hacías el más valiente, osea en ese momento crecía la actitud y pasabas … la actitud que tu necesitas, cuando se hace necesario, la sacas”.

Sergio Rivera – Doble Diamante

Deja un comentario